Matrimonio2018-10-03T12:06:09+00:00

El Matrimonio

“El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.” 1 Corintios 12:4-7

El Sacramento

La preparación al matrimonio, a la vida conyugal y familiar, es de suma importancia para el bien de la Iglesia y constituye un momento providencial y privilegiado para cuantos se orientan hacia este sacramento cristiano y un kairós, es decir, un tiempo en el que Dios interpela a los novios y les lleva al discernimiento sobre la vocación matrimonial y la vida en la que ésta introduce.
Para los cristianos el matrimonio, que tiene su origen en Dios creador, implica además una “verdadera vocación a un estado y vida de gracia particulares”. Para llevar a su madurez esta vocación, se requiere una preparación adecuada y especial, y un camino de fe y amor específico, tanto más que dicha vocación se otorga a la pareja para bien de la Iglesia y de la sociedad. Y ello, con todo el significado y la fuerza de un compromiso público, hecho ante Dios y ante la sociedad, que va más allá de los límites individuales.

Planeando la Boda

Al planear su boda, ustedes vivirán momentos muy alegres y que toman tiempo. Les aconsejamos que en el medio de tantos detalles e inevitable estrés, consideren el matrimonio como un regalo sacramental. El Matrimonio es un compromiso de por vida que Ustedes hacen el uno al otro voluntariamente y con Dios. Es un regalo de entrega de si mismo del uno al otro que implica fidelidad, compromiso eterno que les permite participar en los actos de la creación de Dios. Es por esto que la Iglesia llama al matrimonio un pacto. En este pacto, Ustedes se dan uno al otro completamente.

Si han decidido unir sus vidas bajo el sacramento del matrimonio y empiezan a planar su boda, por favor llámenos  y pidan una cita con nuestros sacerdotes. Pueden llamar a nuestras oficinas al 515-266-6695.

Les invitamos que hagan click en este en enlace donde podrán revisar nuestra de  Guía de Matrimonio.

For Futher Reading

The Catholic Wedding Book; A Complete Guidebook by Molly K Hans and Fr. William C Graham (text from USCCB webpage)

Planning a Catholic Wedding : Dating and Engaged (link from USCCB webpage)

Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y mujer. Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre.  y los dos no serán sino una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido».  Marcos 10:6-9

LA PREPARACION

Debido a que la Iglesia Católica quiere que las parejas formen matrimonios fuertes y duraderos, se les pide a las parejas que desean casarse en la Iglesia Católica:

  • Póngase en contacto y reúnase con su párroco tan pronto como esté comprometido.
  • Asistir a un programa de preparación matrimonial aprobado. Nuestra parroquia te ofrece el programa.
  • Tómate por lo menos seis meses para prepararte intensivamente para tu matrimonio.  Significa usar este tiempo para profundizar más en su relación y abordar este momento trascendental con la oración y la reflexión.

PLANEANDO LA BODA

Las diócesis católicas en los Estados Unidos tienen políticas que requieren un período de preparación de seis meses a un año para las parejas que desean casarse en la Iglesia. La preparación incluye un contacto con la parroquia en la que quieren celebrar su boda. Es una buena idea obtener su fecha en el calendario parroquial tan pronto como sea posible. También es importante hablar con el párroco o diácono o ministro pastoral sobre lo que la parroquia permite y espera en una celebración. También es posible que la parroquia pueda ofrecer ayuda y recursos específicos, como una persona que lo ayude a planificar y coordinar el evento.


LA CEREMONIA

La Iglesia Católica ofrece tres formas diferentes de celebrar el Rito del Matrimonio. Cuando dos católicos se casan, la celebración normalmente tendrá lugar dentro de una misa. La segunda forma, que no incluye una misa, se usa cuando un católico se casa con otro cristiano bautizado. Una tercera forma, también fuera de la misa, generalmente se celebra cuando un católico se casa con alguien que no está bautizado. La segunda y tercera formas se estructuran en torno a la celebración de la Liturgia de la Palabra.
La pareja elige una de estas opciones en función de sus circunstancias particulares en una conversación con el sacerdote o diácono que será testigo de los votos matrimoniales. Cuando un diácono dirige la liturgia, que es cada vez más común, la boda se celebra fuera de la misa, incluso cuando dos católicos se casan.

Te gustaría recibir más información !

Ayúdanos con ideas y sugerencias para facilitar nuevos cursos 

Queremos escucharte !