El Matrimonio

La preparación al matrimonio, a la vida conyugal y familiar, es de suma importancia para el bien de la Iglesia y constituye un momento providencial y privilegiado para cuantos se orientan hacia este sacramento cristiano y un kairós, es decir, un tiempo en el que Dios interpela a los novios y les lleva al discernimiento sobre la vocación matrimonial y la vida en la que ésta introduce.

Para los cristianos el matrimonio, que tiene su origen en Dios creador, implica además una “verdadera vocación a un estado y vida de gracia particulares”. Para llevar a su madurez esta vocación, se requiere una preparación adecuada y especial, y un camino de fe y amor específico, tanto más que dicha vocación se otorga a la pareja para bien de la Iglesia y de la sociedad. Y ello, con todo el significado y la fuerza de un compromiso público, hecho ante Dios y ante la sociedad, que va más allá de los límites individuales.

“El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”

 

1 Corintios 12:4-7.

Planeando la boda

Al planear su boda, ustedes vivirán momentos muy alegres y que toman tiempo. Les aconsejamos que en el medio de tantos detalles e inevitable estrés, consideren el matrimonio como un regalo sacramental. El Matrimonio es un compromiso de por vida que Ustedes hacen el uno al otro voluntariamente y con Dios. Es un regalo de entrega de si mismo del uno al otro que implica fidelidad, compromiso eterno que les permite participar en los actos de la creación de Dios. Es por esto que la Iglesia llama al matrimonio un pacto. En este pacto, Ustedes se dan uno al otro completamente.

Si han decidido unir sus vidas bajo el sacramento del matrimonio y empiezan a planar su boda, por favor llámenos y pidan una cita con nuestros sacerdotes. Pueden llamar a nuestras oficinas al 515-266-6695.

Les invitamos que hagan click en este en enlace donde podrán revisar nuestra de  Guía de Matrimonio.

For Futher Reading

The Catholic Wedding Book; A Complete Guidebook by Molly K Hans and Fr. William C Graham (text from USCCB webpage)

Planning a Catholic Wedding : Dating and Engaged (link from USCCB webpage)

La Iglesia Católica ofrece tres formas diferentes de celebrar el matrimonio

La Iglesia Católica ofrece tres formas diferentes de celebrar el matrimonio, todas las cuales se centran en los mismo cuatro elementos básicos: preguntas sobre la intención, el intercambio de consentimiento, el intercambio de anillos, y la bendición del matrimonio.

1. El orden de celebración del matrimonio en la misa.

Este es el rito que normalmente se usaría cuando dos católicos se casan. Con el permiso del Obispo local, también se puede usar cuando un católico se casa con un cristiano bautizado.

2. El orden de celebrar el matrimonio sin misa.

El matrimonio entre un católico y un miembro de otra tradición religiosa es hermoso y significativo celebrado en el contexto de una celebración que comparte la Palabra de Dios. La Iglesia desea promover la unidad dentro de los matrimonios inter-religiosos y el respeto por la conciencia de la parte no católico. Para evitar la insensibilidad a estas parejas y para ayudar a prepararlas para un matrimonio sano y fructífero, se debe tener cuidado de ofrecer una preparación que enfatiza sus creencias comunes, las enseñanzas de las Escrituras y subrayar las propiedades esenciales para la permanencia y la fidelidad.

3. El orden de celebración del matrimonio entre un católico y un catecúmeno o un no cristiano.

Como lo indica el título, esta forma de celebración se usa cuando un católico se casa con alguien que aún no ha bautizado. Puede ser un catecúmeno, un miembro de una denominación cristiana que aún no ha sido bautizado o un no cristiano. Hay una excepción en esta forma de que se puede omitir la bendición nupcial.

Haz click para visitar el Código de Derecho Canónico Capitulo V DE LA FORMA DE CELEBRAR EL MATRIMONIO

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los requisitos para casarse por iglesia?

Para casarse por iglesia es necesario que una de las partes sea católica. La mujer y el varón deben ser mayores de edad (en caso de que alguno sea menor de edad, por favor consultar con el párroco). No pueden haber estado casados por la iglesia con anterioridad. Solo se autoriza el nuevo casamiento si el matrimonio previo fue declarado nulo o sin validez por la Iglesia católica, o si el esposo anterior falleció.

¿Qué es una anulación?

Una anulación es una declaración de que un matrimonio es, de hecho, inválido [nulo] después de una extensa investigación. Lo que se investiga es si al momento del consentimiento se creó o no un vínculo matrimonial válido. No es un divorcio; es una declaración de que el vínculo del matrimonio, tal como es entendido por la Iglesia Católica, no se creó en el momento de la boda.

¿Necesito Casarme por lo Civil en Estados Unidos antes de Casarme en la Iglesia Católica?

En Estados Unidos, el sacerdote o diácono celebra tanto la ceremonia civil como la de la iglesia simultáneamente, contrario a muchos países donde un funcionario civil tiene que celebrar una ceremonia civil por separado poco tiempo antes de la ceremonia en la iglesia. La pareja es responsable de obtener una licencia matrimonial de la oficina de registros de un condado, la cual debe presentarse al sacerdote o diácono antes de la ceremonia matrimonial. La pareja puede obtener la licencia matrimonial civil de la oficina de registros de cualquier condado en el estado, independientemente de donde resida.

Sacramento de la Reconciliación: ¿ Debo confesarme antes de la Boda?

Han invertido una gran cantidad de tiempo, energía y dinero en la preparación de su boda. Como un Sacramento, también necesitas la preparación espiritual. Parte de esta preparación espiritual incluye conferencias con su guía matrimonial, su párroco, seguir el curso pre-matrimonial, algún programa recomendado de Padrinos-Pareja, una Investigación Pre-Nupcial, etc. y al final, la preparación espiritual más importante para la Celebración del Matrimonio es el Sacramento de la Reconciliación. Tu sacerdote o tu pastor estarán disponibles para la celebración de este Sacramento en los últimos días previos a tu boda.

¿Qué iglesia puedo elegir?

El sacramento del matrimonio es un símbolo de la alianza hecha en fe entre Dios y el pueblo que Dios ha elegido para ser suyo. Por tanto, el lugar habitual para la liturgia nupcial es la Iglesia de tu parroquia; el lugar donde el Pueblo de Dios se reúne para dar gracias por las maravillas de sus vidas, para encontrarse en calidez y hospitalidad, y para celebrar, nutrir y fortalecer su fe. Por favor consulte con el parroco  encaso de elegir otro lugar ( por ejemplo la Catedral de San Ambrosio, Capilla de San José en Dowling Catholic High School, u otra parroquia).

¿Me puedo casar en el lugar donde hago la fiesta?

El casamiento debe ser en una iglesia. El Código de Derecho Canónico, que contiene las normas de la Iglesia católica romana, establece en el canon 1118 que el casamiento se puede realizar en una iglesia o en otro lugar conveniente. Sin embargo, en muchas diócesis el obispo considera que una ceremonia al aire libre no es adecuada para el casamiento.

La ley de la Iglesia estipula que en el matri­monio entre dos católicos, la boda debe celebrarse en una iglesia católica. En algunas ocasiones, como en un matrimonio donde sólo una de las partes es católica, puede otorgarse una dispensa y permitir que la cere­monia se lleve a cabo en una iglesia que no sea católica debido a la conexión de la pareja con dicha iglesia.

¿Podemos Colocar Flores Frente a la Estatua de la Virgen María, encender una vela de unidad, ponernos el lazo, bendecir una biblia, compartir las arras durante nuestra ceremonia matrimonial?

Aunque ninguno de estos sacramentales, propios de la devoción popular en la cultura de algunos de nuestros países latino americanos, forman parte de la liturgia dentro del rito matrimonial (por lo que no son obligatorias), estos se han convertido en una tradición en las bodas hispanas católicas en los Estados Unidos. Es necesario meditar con tu párroco sobre el verdadero significado de añadir estas tradiciones a la boda antes de incorporarlas a la ceremonia.

Testigos y Padrinos:¿ Los necesito?

El Código de Derecho Canónico sólo requiere de Testigos, de los cuales recomienda no sean parientes directos. No requiere de padrinos. En algunas culturas existe la tradición de padrinos asociados a sacramentales (velas, biblias, lazos) que aunque no forman parte Rito Litúrgico podrían ser incluidos dentro del mismo, si este es su caso recomendamos hable con el párroco.

Debe tomar en cuenta que en caso de incluir padrinos estos para ser admitido es necesario que:

  • Haya cumplido dieciséis años,
  • sea católico,
  • esté confirmado,
  • haya recibido ya el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y lleve,
  • al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir.
¿Qué Tiene de Malo Cohabitar antes del Matrimonio?

En primer lugar, cohabitar significa vivir juntos en una relación sexual sin estar casados. La Iglesia enseña que el acto sexual se reserva exclusivamente para la unión del matrimonio. Vivir juntos fuera del matrimonio pone en peligro la santidad del matrimonio y va en contra de las enseñanzas de la Iglesia. Numerosos estudios han revelado que las parejas que cohabitan, ya sea que estén o no comprometidas, tienden a estar menos comprometidos el uno con el otro y tienen una menor probabilidad de casarse.

LA PREPARACIÓN

Debido a que la Iglesia Católica quiere que las parejas formen matrimonios fuertes y duraderos, se les pide a las parejas que desean casarse en la Iglesia Católica:

  • Póngase en contacto y reúnase con su párroco tan pronto como esté comprometido.
  • Asistir a un programa de preparación matrimonial aprobado. Nuestra parroquia te ofrece el programa.
  • Tómate por lo menos seis meses para prepararte intensivamente para tu matrimonio.  Significa usar este tiempo para profundizar más en su relación y abordar este momento trascendental con la oración y la reflexión.

PLANEANDO LA BODA

Las diócesis católicas en los Estados Unidos tienen políticas que requieren un período de preparación de seis meses a un año para las parejas que desean casarse en la Iglesia. La preparación incluye un contacto con la parroquia en la que quieren celebrar su boda. Es una buena idea obtener su fecha en el calendario parroquial tan pronto como sea posible. También es importante hablar con el párroco o diácono o ministro pastoral sobre lo que la parroquia permite y espera en una celebración. También es posible que la parroquia pueda ofrecer ayuda y recursos específicos, como una persona que lo ayude a planificar y coordinar el evento.

LA CEREMONIA

La Iglesia Católica ofrece tres formas diferentes de celebrar el Rito del Matrimonio. Cuando dos católicos se casan, la celebración normalmente tendrá lugar dentro de una misa. La segunda forma, que no incluye una misa, se usa cuando un católico se casa con otro cristiano bautizado. Una tercera forma, también fuera de la misa, generalmente se celebra cuando un católico se casa con alguien que no está bautizado.

La segunda y tercera formas se estructuran en torno a la celebración de la Liturgia de la Palabra.

La pareja elige una de estas opciones en función de sus circunstancias particulares en una conversación con el sacerdote o diácono que será testigo de los votos matrimoniales. Cuando un diácono dirige la liturgia, que es cada vez más común, la boda se celebra fuera de la misa, incluso cuando dos católicos se casan.

Datos de contácto:

  • 1271 E 9th St. Des Moines, IA 50316
  • Phone: 515-266-6695
  • Fax: 1-866-823-1398
  • Email: bulletin@oloadsm.com

Name(Required)

Página web Diseñada por

armo laboratorio creativo